La banca española da la espalda a las plataformas de Crowdlending.

El ‘crowdlending’ (plataformas de financiación participativa dedicadas a préstamos), se han encontrado con un importante tropiezo a la hora de cumplir los requisitos que permiten regularizar su negocio en España, la imposibilidad de encontrar un banco dispuesto a custodiar el dinero de los inversores.
Entre una de las garantías que el Estado español exigió con la Ley de Fomento de la Financiación Empresarial , vigente desde abril de 2015, está la obligación de que el dinero se deposite en una entidad de pagos acreditada por el Banco de España. De esta forma, el Gobierno español busca asegurar que las aportaciones que realizan de los particulares vayan al proyecto empresarial que han querido financiar, sin que las plataformas puedan tener nunca acceso a esos fondos libremente y así evitar formulas como las que se produjeron en el pasado como fueron el caso de Fórum Filatélico acusada entre otras acusaciones de estafa piramidal.

captura-de-pantalla-2017-02-04-a-les-11-47-15

A pesar de todo, ocho firmas de ‘crowdlending’ que han recibido ya la autorización de la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) permite comprobar que todas se han lanzado masivamente en brazos de la entidad francesa Lemon Way, que está acreditada tanto por el Banco de Francia como por el Banco de España para actuar como agente de pagos.

MyTripleA es la única excepción a esta regla. Esta plataforma se diferencia de las otras siete firmas autorizadas por estar registrada como entidad de pago, lo que la exime de tener que recurrir a un tercero. ¿Cómo se explica que Colectual, Socilen, Lendix, Grow.ly, eCrowd!, Excelend y Arboribus hayan optado por una entidad francesa en uno de los países más bancarizados del mundo? Sencillamente, porque en España ninguna entidad ofrece este servicio.

“Cuando estábamos preparando todo el proyecto, acudimos a varias entidades españolas, pero ninguna nos ofrecía este servicio”, señala José María Ferrer, director general de Colectual, una plataforma de ‘crowdlending’ fundada, precisamente, por antiguos directivos de Bancaja (actual Bankia).


¿Podrán aprovechar los bancos españoles las sinergias que les pueden proporcionar este nuevo sistema de financiación?

Una opción que podría conciliar los intereses de ambas partes podría ser la posibilidad de ofrecer a estas plataformas los servicios análisis de riesgos, gestión de pagos, servicios de recobro a cambio de un marginal de cada operación. Aumentando de este modo el atractivo de este tipo de productos para los inversores indecisos.
Esto abre un abanico de sinergias que podrían producirse para ambas partes, como el trasvase de propuestas que por nivel de riesgo o de perfil de inversión no encaje con la estrategia de cada entidad. O ofrecer nuevas opciones de inversión para aquellos clientes en busca de diversificación de su ahorro en busca de maximizar su rentabilidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s